Back to blog

4 CONSEJOS PARA EVITAR QUE MI MICRÓFONO SE ACOPLE CON LOS ALTAVOCES EN MI EVENTO

Si estás organizando una conferencia o cualquier otro evento corporativo, seguramente querrás que cuando el presentador o la presentadora salga en escena vaya todo a la perfección. 

¡Que las presentaciones sean inteligibles, limpias y fáciles de escuchar! para que tu mensaje llegue a la audiencia de forma impecable. ¿Verdad?

 

Uno de los fallos técnicos que puede ocurrir es que el micrófono se acople a los altavoces durante algún discurso... ¿Quieres saber cómo prevenirlo? Sigue leyendo. 

Para llevar el control en la organización y producción técnica de tu evento, hoy te traemos 4 consejos para evitar que el micrófono se acople con los altavoces además de la explicación del porqué de este tipo de errores.

<< ¿Quieres controlar cada detalle en términos de iluminación y producción  audiovisual? Descarga Gratis la Guía de Producción Técnica para Eventos >>

 

¿Qué significa y qué causa que el micrófono se acople con los altavoces?

Incluso el sistema de sonido (PA) más básico tiene un micrófono, un amplificador y altavoces. Siempre que se conectan estos tres componentes existe la posibilidad de que se produzca una retroalimentación, que conocemos mejor como acople: ¡ese desagradable pitido que gusta bien poco!

 

El micrófono se acopla con los altavoces cuando el sonido de los altavoces vuelve al micrófono, se amplifica y se envía de nuevo a través de los altavoces.

Se crea entonces un bucle de retroalimentación, que se completa con su propia frecuencia y sonido chirriante. Colocar un micrófono demasiado lejos de una fuente de sonido, o demasiado cerca de un altavoz, así como golpear el micrófono o incluso subir demasiado el volumen son las formas más comunes de crear acoples del micrófono.

Si, además, estamos utilizando monitores de escenario, las posibilidades de retroalimentación son mucho más altas.

 

La selección y la posición del micrófono pueden evitar o limitar los acoples

En un mundo perfecto, un micrófono sólo recogería la voz del presentador en un evento, pero los micrófonos varían, se colocan de forma diferente y los oradores pueden no hablar lo suficientemente cerca o hacia los micrófonos. Ten en cuenta que cuanto más lejos esté el micrófono de la boca del presentador, más probable será que el micrófono se acople con los altavoces.

 

También es importante la colocación de las cajas acústicas y, sobretodo, de los monitores de escenario, así como la correcta elección del patrón polar del micrófono: uno omnidireccional se acoplará mucho antes que uno cardioide, aunque el cardioide demandará más precisión a la hora de captar sonido que un omnidireccional. 

 

En el siguiente vídeo te contamos todo lo que necesitas saber para elegir los micrófonos que mejor se adaptarán a tu próximo evento:

 

4 consejos para mejorar la claridad del micrófono

1. Ten en cuenta la disposición de la sala

La disposición de la sala debe permitir que los micrófonos se coloquen detrás de los altavoces, con éstos orientados hacia el exterior para evitar la retroalimentación. En caso de utilizar monitores de escenario, habrá que cuidar el nivel de presión sonora y, a la vez, podremos reducir la ganancia de las frecuencias más críticas para evitar que el micrófono se acople con los altavoces.

 

2. Elige el micrófono adecuado para tus necesidades

Ciertos tipos de micrófonos son intrínsecamente más propensos a la retroalimentación que otros, como consecuencia de su diagrama polar y sensibilidad: cuanto más sonido pueden captar (omnidireccionales o de alta sensibilidad) más posibilidades de que el micrófono se acople con los altavoces; cuanto más estrecho es su diagrama polar (hipercardioides) o menos sensibles (por ejemplo, los dinámicos), menos posibilidades tienen.

 

3. Contempla con tus técnicos los ecualizadores gráficos

Las mesas de mezclas digitales suelen llevar incorporados ecualizadores gráficos (aunque los técnicos profesionales recurren a otras muchas técnicas diferentes más allá del ecualizador), que son la forma más habitual de que los técnicos de audio eviten y controlen la retroalimentación de los micrófonos.

 

4. Pon especial atención a los micrófonos de solapa

Los micrófonos de solapa son generalmente los más propensos a la retroalimentación para entornos de reuniones y conferencias. Esto es así porque el micrófono está suficientemente lejos como para poder discernir entre el sonido del ponente o el ambiental, y suelen ser muy sensibles y de diseño omnidireccional.

 

New call-to-action

 

Entonces... ¿Cómo evito que un micrófono de solapa se acople con los altavoces?

La ventaja de los micrófonos de solapa es que pueden mezclarse con la ropa y apenas se notan. La desventaja, como sabemos, es que los micrófonos de pinza pueden llevarse más lejos de la fuente de sonido, lo que expone a los presentadores a la retroalimentación. 

Dicho esto, el uso de micrófonos de mano, de atril o de diadema disminuye las posibilidades de experimentar acoples durante una presentación. Si un presentador decide sentarse cerca de un micrófono de mesa, en casi todos los aspectos ofrece el mismo nivel de seguridad que un micrófono de atril. Por otro lado, si se coloca un único micrófono de mesa en el centro de una mesa grande, entre muchas personas, los presentadores pueden estar demasiado lejos del micrófono y la exposición de los acoples aumenta. Recuerda que, sea cual sea el micrófono, cuanto más cerca, mejor.

 

Ecualizadores gráficos

A veces se puede hacer todo bien y que aun así, el micrófono se acople con los altavoces. Aquí es donde entran en juego un buen técnico y los ecualizadores gráficos, entre otras herramientas.

Dado que “el feedback” suele producirse en un grupo reducido de frecuencias que pasan por el sistema de audio, en lugar de todo el espectro de audio, al reducir la presencia de esas frecuencias del sistema de audio, los técnicos pueden detener y prevenir el bucle de retroalimentación sin afectar significativamente a la calidad general del sonido.

 

Un ecualizador gráfico permite a los técnicos de audio hacer exactamente eso. Los técnicos suben el volumen de los micrófonos a propósito para provocar la retroalimentación y, a continuación, utilizan un ecualizador gráfico o un dispositivo similar para reducir o eliminar cualquier frecuencia que pueda provocar la retroalimentación del sistema. Esto suele ocurrir durante la preparación del evento, y puede llevar fácilmente una hora o más para eliminar todos los problemas. ¡Ese desagradable momento de pitos y silbidos controlados puede salvarte tu evento! Además, como cada persona habla a una frecuencia diferente, hacer y promover que todos hablen en el ensayo ayuda a evitar problemas.

 

En resumen, si quieres evitar que el micrófono se acople con los altavoces en tu próximo evento, déjate asesorar por un buen partner audiovisual y pregúntale si dispone del material necesario, la experiencia y sobre todo los técnicos experimentados requeridos para tener bajo control cualquiera de estas situaciones desagradables que son los acoples.

<< ¿Te gustaría diseñar un evento impactante? Contacta con nosotros. >>

También puede interesarte: